Falsa alarma provoca pánico en LBJ

Miércoles 21 de febrero del 2018

Laredo, Texas - Los recientes tiroteos registrados en diferentes escuelas en la nación tienen consternados a los padres quienes toman muy en serio cualquier tipo de amenaza.

Y esto fue precisamente lo que sucedió este miércoles por la mañana en la preparatoria LBJ, donde decenas de padres de familia entraron en pánico tras una amenaza falsa en contra de la escuela.

Todo comenzó con un rumor esparcido por medio de las redes sociales lo que provocó que un gran número de padres de familia arribaran a la preparatoria LBJ a recoger a sus hijos.

Autoridades del distrito nos dijeron que la foto de una amenaza de tiroteo fue tomada de una página web y fue publicada nuevamente diciendo que se trataba de la preparatoria LBJ.

Esta publicación se esparció como pólvora provocando pánico entre los estudiantes y los padres de familia.                     

No obstante, el distrito nos confirmó que todo se trataba de una amenaza falsa y que nadie corrió peligro.

"En este caso se creó caos, se creó confusión, se creó temor, no solamente en los padres de familia, algunos estudiantes tenían temor, le hablaron a sus padres que vinieran por ellos por que algo iba a ocurrir… No pasó nada, lo único que pasó fue que se creó un gran caos en la cuestión de tráfico, los padres de familia te repito no podemos dejar ir a los estudiantes con cualquier persona estamos hablando de estudiantes menores de edad", dijo Rocío Moore, del Departamento de Comunicaciones de UISD. 

"De parte de la escuela que se le acreditara mejor a los niños a los maestros que se les dé permiso a los niños de salir o hacer las llamadas debidamente con sus papás", demandó Patricia González, madre de familia. 

Una larga fila de estudiantes se formó afuera del campus esperando a que sus padres los recogieran.

Por otra parte, las autoridades dieron a conocer que dos jóvenes fueron detenidos afuera del campus de LBJ pero por manejar erráticamente y no está relacionado con el rumor que provocó este pánico.

Las autoridades los detuvieron para evitar que sucediera un accidente con todos los alumnos y padres de familia que estaban afuera de las instalaciones.