A punto de conocerse la sentencia en el caso de homicidio imprudencial por intoxicación

Miércoles 25 de julio de 2018

Laredo, Texas - Momentos muy dramáticos se vivieron este miércoles en la Corte 49 de Distrito durante la fase de sentencia de Laura Sánchez Saldaña.

Esta mujer que declaró culpable de conducir intoxicada y causar la muerte de Samuel Pedraza en agosto del 2015 en un accidente vial sobre la carretera 359.

Este miércoles por la mañana, testificaron familiares de Sánchez, hablando sobre su calidad moral.

Sus hijos la describieron como una buena madre, orgullosa de cada logro de ellos.

Ellos dicen que desde que ocurrió esta tragedia, ella no ha sido la misma y por eso piden libertad condicional.

En los argumentos finales, el fiscal Isidro Alaniz salió de la corte para demostrar lo que significaría que fuera dejada en libertad Sánchez.

Alaniz agregó que la familia Pedraza pide justicia, ya que la víctima dejó una esposa y 5 hijos... El más pequeño era un bebé cuando él falleció a los 42 años de edad.

El examen toxicológico reveló que el día del choque, Sánchez manejaba con un nivel de alcohol en la sangre de 0.16.

El pasado martes, los testigos dijeron en corte que ellos habían bebido en dos bares y se quedaron ahí, aun cuando ya habían cerrado.

En la corte salió a relucir que hace un año, Lesly Sánchez, la hija de Laura, fue asesinada a puñaladas en las veredas "Clark Crossing" y esto le ha causado mucho dolor.

La fiscalía pide el castigo máximo ya que privó de la vida a un hombre que se dirigía a su trabajo y de acuerdo a testigos, era muy buen padre de familia.

La sentencia máxima por este delito es de 20 años y una multa de hasta de 10 mil dólares.