Camina más de mil millas para ver la realidad de la frontera texana

Jueves 17 de Octubre

Laredo, Texas - Se trata de Michael S. Hull, originario de Austin, Texas, quien el pasado 3 de octubre inició su caminata en solitario desde la playa de “Boca Chica”, cerca de Brownsville hasta la ciudad de El Paso, pasando por la ciudad de Laredo.

Una aventura que él llama “Una caminata por la esperanza”.

Hull no carga nada de valor consigo, excepto una tienda de campana por si la noche lo alcanza en la carretera y un dispositivo de rastreo movil por motivos de seguridad.

El propósito de su caminata, afirma Hull es corroborar por sus propios ojos si la frontera es en efecto un punto de terroristas, contrabandistas y carteles de la droga, como lo hacen ver los medios de comunicación.

“Todo lo que escucho decir a la gente de aquí es que se trata de un gran lugar, un buen lugar para criar a tus hijos, la gente está feliz de estar aquí, lo que escuchamos en las noticias nacionales a veces es exagerado, la gente está contenta de estar aquí”, menciono Hull.

Una de las principales preocupaciones de Hull es el trato que reciben los inmigrantes que piden asilo político a los Estados Unidos, especialmente los niños.

El espera llegar a su meta en El Paso, Texas, a finales de Noviembre.